miércoles, 7 de abril de 2010

Nota

"...No te olvides del día que separó a tu vida
de la pobre vida que me tocó vivir..."
Hay amores - Bolero


me disparé. sí. un tiro. mi corta existencia no necesitaba más.
fue sencillo. como un parpadeo.
había motivos, pero no eran culpa mía. ellos, a través de mi débil mano
me asesinaron.
digo que fue fácil, pero lo hice con desgana
con frustración
y con cierta amargura.
un impulso en mi mente lanzó a mi dedo
que jugaba en el gatillo.
cuando murió la esperanza me convertí en huérfano.
un día feliz.
aún me cuesta abandonar la vida.
mi sangre resbala por mi cuerpo amortajándome en su color.
veo un mar demasiado cobarde para teñirse de rojo.
muero
porque alguien lo decidió así.
pero muero por mi propia mano.
sócrates
beberé contigo
y hablaremos de cosas injustas
de lo que no diremos
y habremos ya olvidado.
mi sangre riega el campo
lleno de maleza
mientras el agua choca y me llama.
contra las rocas me llama.
y voy
porque la vida ya no lo hace
ya no.

1 comentario:

  1. qué buen texto...paso sus letras con un trago de café.

    ResponderEliminar